Bodas conscientes, la nueva era